El 14 de abril de 1912, horas antes de su trágico final, se sirvió la última cena en el TITANIC, un fabuloso menú diseñado por el cocinero más famoso e influyente de aquella época, Auguste Escoffier.

Un siglo después, Restaurante María de Valladolid nos da la oportunidad de sentirnos como pasajeros de primera clase del transatlántico más famoso de todos los tiempos, con un menú idéntico al original y los espectaculares vinos de Bodegas Valduero.

Una oportunidad única para revivir aquella travesía tan exclusiva y fabulosa, pero con los pies en la tierra. 🙂

Información y reservas: 983394466
http://www.restaurantemaria.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.