Así nos hemos levantado esta mañana de Enero, cubiertos por una magnífica capa de nieve blanca.

Es un auténtico privilegio poder observar estos increíbles paisajes tan cambiantes día a día, ya que las condiciones climáticas de esta zona de la Ribera del Duero hacen que tengamos inviernos muy duros junto a veranos muy cálidos.
Además, suceden cambios abruptos de temperatura en un mismo día (heladas nocturnas de -5º tras un día soleado), por lo que supone un riesgo enorme cuando la uva se encuentra en un estado cercano a la maduración.

Esta es una de las razones por las que conseguimos tener una uva tempranillo tan característica y de tanta calidad con la que elaborar nuestros prestigiosos vinos. Un fruto único, en un paraje único en el corazón de la Ribera.

¿Te ha gustado y te apetece visitarnos?
Pregunta por nuestro programa exclusivo de visitas y reserva una fecha para disfrutar con nosotros. 🙂

Email: valduerocom@bodegasvalduero.com
Teléfono: 947 54 54 59

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.