Los viñedos

 

Situado a modo de «Chateu», rodeando la bodega, Valduero cuenta con 200 hectáreas de viñedo propio plantado en vaso. Mediante una estricta poda, se consiguen unos rendimientos muy bajos en cantidad de uva por cepa, logrando así una excepcional calidad.

[read more=»Leer más» less=»Leer menos»]

 

Un víñedo único y especial

Una de las grandes preocupaciones de la familia García Viadero ha sido siempre la calidad de la uva y el autoabastecimiento. Por eso, se comenzaron a plantar 200 ha de viñedo a finales de los 80 en la exclusiva área de Gumiel del Mercado. Sin lugar a dudas, es en esta zona donde el terroir es más característico y, por lo tanto, marca más intensamente las cualidades  superlativas de la Ribera de Duero frente a otras zonas del mundo.

La experiencia de los años, les ha llevado a catalogar la uva de Tinto Fino como la variedad mejor adaptada para vinos nobles y de alto perfil en Ribera del Duero. Esta es la razón de que todos los vinos de Valduero sean monovarietales.

Dadas las condiciones climáticas especiales, la localización de las viñas, la variedad de uva y los requisitos de calidad que la familia bodeguera se impone, decidieron preservar la tradicional conducción en vaso, para limitar la producción de forma natural (siempre menor de 4.000 kg/ha). En la actualidad, Bodegas Valduero es una de las mayores plantaciones “en vaso” de España.

También se cuida el viñedo sin regadío ya que con el paso del tiempo se dieron cuenta que la viña aguanta muy bien la climatología extrema que se da en la región (máximas de 40º en verano y mínimas de -17º en invierno), así como la diferencia de temperatura en un mismo día, siendo factores muy importantes para la buena calidad de la uva.

Por otro lado, se prescinde de toda forma de abonos químicos sustituyendo éstos por estiércol ovino cada dos años, aportando los nutrientes y sales necesarios al terreno para un crecimiento óptimo de la vid.

El suelo es extremadamente pobre, muy seco y de carácter principalmente arcilloso-calcáreo, con algunos puntos arenosos. El paisaje es ondulado, con especies arbóreas (pinos, robles y encinas) y pequeños matorrales (espliego y tomillo,romero entre otros).

Debido a la altitud de la zona (840 metros sobre el nivel del mar), el clima se muestra continental, con crudos inviernos y frecuentes heladas (incluso en el mes de mayo). Aunque el verano es caluroso, las noches son frías, dando lugar a drásticos cambios de temperatura que mejoran altamente la calidad de la uva.

Estas condiciones climáticas son idóneas para la elaboración de vinos de larga vida y gran potencia, ya que las uvas de Tinto Fino maduran mediante un proceso muy lento y mantienen un excepcional equilibrio de grado y acidez durante el ciclo.

Todo ello hace que con una viticultura tradicional, las producciones por hectárea no excedan en ningún caso los 4.000kg/Ha. Haciendo que la calidad aumente de manera exponencial.

 

[/read]