analisis-poda

La poda en la Ribera del Duero es totalmente distinta a la poda que se realiza en otras denominaciones de origen. Aquí, el consejo regulador nos impone que la producción de uva no puede estar por encima de 7000 kg por hectárea. En Bodegas Valduero vamos aún más lejos, y es que nos establecemos un máximo de 3500 kg/ha, para así garantizar la calidad excelente de nuestra uva.

En casos particulares, como el vino Una Cepa, la filosofía tomada para su elaboración llega incluso a reducir drásticamente la producción de las cepas a aproximadamente una sola botella por cada cepa. Estas cepas tienen dos o tres brazos formados, de cada brazo solamente conservamos un pulgar, que tendrá dos yemas fértiles, por las que brotará un nuevo sarmiento, pámpanos, hojas y racimos, y una yema ciega, que no tendrá racimos, pero que su sarmiento con hojas ayudará al crecimiento de la planta mediante la fotosíntesis.

Además, cuando la cepa haya florecido, realizaremos otra poda, llamada “poda en verde”, que consistirá en eliminar brotes no deseados y descargar a la cepa de racimos para reducir aun más su producción.

En las plantaciones en vaso, el corte de los pulgares se realiza previniendo el crecimiento del mismo, para evitar que se cruce con otro sarmiento y así poder darle espacialidad a la cepa, de forma que permita la aireación de la misma y que no se produzcan zonas de sombra para que los racimos enveren y maduren correctamente con el sol.