Los agricultores, tradicionalmente han utilizado las fases lunares para realizar aspectos tan importantes en el cuidado de las cepas, como las podas, las plantaciones e incluso la vendimia en los casos que se realiza de forma nocturna.

La gravedad de la luna, responsable de las mareas y otros fenómenos, es también la artífice de la circulación de la savia por el tronco y los sarmientos de la vid, así como en su máxima plenitud de fuerza gravitacional, es cuando más se concentra en el fruto.

En Bodegas Valduero cuidamos mucho estos aspectos muy a tener en cuenta para poder mantener estos fabulosos viñedos en algunos casos centenarios en unas condiciones óptimas para la obtención de las mejores uvas con las que elaborar nuestros vinos.

www.bodegasvalduero.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.