Hoy nos hemos dispuesto a enseñaros cómo es la anatomía del arbusto responsable de producir los frutos con los que elaboramos nuestros vinos: La “Vid” o más comúnmente llamada “Cepa”

La especie más importante en nuestra región de Ribera del Duero, Toro o Rioja es Vitis vinifera, con tronco retorcido, llamado cepa, vástagos nudosos y flexibles, llamados sarmiento, hojas alternas, pecioladas, grandes y partidas en cinco lóbulos puntiagudos, llamadas pámpanos, flores verdosas en racimos, y cuyo fruto es la uva. Al conjunto de vides cultivadas en un campo se le denomina viña o viñedo.
La vid produce las uvas, fruto con el jugo del cual se produce el vino. Por el contrario las vides salvajes o silvestres, no cultivadas, poseen unas hojas más ásperas, y las uvas son pequeñas y de sabor agrio.

La vid requiere terreno rico en potasa y que sea permeable y no muy húmedo; cuando el cultivo de la vid se realiza en terrenos fértiles y frescos, la cantidad de fruta aumenta, pero su calidad pierde; el vino que entonces se obtiene es más flojo que el que producen las vides plantadas en tierras secas y ásperas.

Como curiosidad, la cantidad de uva que produce una cepa, es la necesaria para elaborar en vino necesario para llenar el contenido de una botella de 75cl. De ahí el nombre que le damos a nuestro vino de autor Valduero “Una cepa”, que obtuvo 92 puntos Parker.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.