img_3395La cocina castellana y madrileña se da cita en Bodegas Valduero: Los sumillers y propietarios de Restaurante Casa Mono, Restaurante Mesón Don Pelayo, Restaurante La y Do, De Lucas Restautante y Diego’s se han reunido hoy en nuestra bodega, con el fin de conocer de primera mano la filosofía de uno de los vinos más demandados en sus mesas.

A su llegada, nuestros invitados han podido observar el paraje castellano que rodea a nuestra bodega, cuyas viñas tienen ya los racimos en grano, a la espera de que se dé el envero en las próximas semanas. Miguel Dominguez, responsable del área comercial en España es quien ha guiado a nuestros amigos por las instalaciones de la bodega, contándoles la historia de una de las primeras bodegas de la denominación y desvelando alguno de los secretos de nuestro vino.

En la cata, momento cumbre de las visitas a Valduero, el blanco de albillo ha abierto la degustación, sorprendiendo los paladares de algunos de los asistentes que aún no habían tenido el privilegio de catarlo. Valduero Crianza 2015 ha sido el primero de los tintos en salir a la mesa: un vino clásico de la Ribera del Duero que arrasa en restauración gracias a su relación calidad-precio. Lo mismo ocurre con Valduero Una Cepa, vino que sirve como punto de partida para muchos, pues es un vino que tiene el poder de hacer que aquel que lo prueba quiera seguir descubriendo el resto de vinos de Valduero.

Por supuesto no podían faltar las estrellas de la casa, y es que en Valduero somos una bodega de Reservas y Grandes Reservas. Valduero Reserva 2011 se posiciona como el reserva de referencia en la Ribera del Duero. Mientras, Valduero 6 Años 2010 es alabado por su intensidad y aroma, y es que no puede ser para menos, pues ya recientemente fue elegido por la exprimera dama Michelle Obama como el vino de sus vacaciones en España, además de ser el vino favorito del escritor Ken Follett y del periodista Carlos Herrera.

Para maridar la comida, consistente en lechazo churro asado en horno de leña, nada mejor que Valduero Gran Reserva 2009, vino con el que inauguramos la nueva añada, dejando atrás al Gran Reserva 2007. La nueva añada de nuestro Gran Reserva no tiene nada que envidiarle a su antecesor, como han confirmado los distintos propietarios y sommeliers: un vino intenso, con tonos de ahumados, de cuero y toffee, con un retrogusto intenso y persistente.whatsapp-image-2018-07-23-at-4-31-47-pm